Queijadas de Évora, del convento a la mesa

Origen de las Queijadas de évora

Esta antigua receta de las Queijadas de Évora proviene de la repostería conventual alentejana; son pequeñas tartitas con relleno cremoso de queso que casi se pueden comer de un sólo bocado, sencillas, deliciosas y fáciles de elaborar. Las queijadas son típicas de todo el Alentejo pero aquí te mostramos cómo prepararlas a la manera de Évora, una de las ciudades más antiguas de Portugal, cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986.

Ingredientes para el relleno

  • 1 cucharada sopera de harina de trigo
  • 6 quesos frescos pequeños de oveja
  • 14 yemas
  • 500 gramos de azúcar
  • 60 gramos de mantequilla

Ingredientes para la masa

  • 60 gramos de mantequilla
  • Agua
  • 200 gramos de harina

Preparación de la masa

  1. Amasar la harina más o menos con un decilitro y medio de agua y sal hasta obtener una masa blanda.
  2. Juntar la mantequilla y mezclar bien pero sin amasar.
  3. Estirar la masa hasta que quede muy fina y si fuese preciso espolvorear también la mesa con harina.
  4. Forrar los moldes untados con mantequilla y cúbrir con la masa.

Preparación del relleno

  1. Machacar los quesos con un tenedor o pasarlos por la batidora
  2. Juntar las yemas y los restantes ingredientes.
  3. Batir muy bien, llenar las formas con el relleno y colocar en una bandeja.
  4. Hornear aproximadamente durante  30 minutos, verificar con un palillo y cuando estén listas sacar del horno.
  5. Desmoldar, colocar  sobre una superficie lisa y espolvorear con azúcar glas.

Y ya están listas para disfrutar estas pequeñas delicias.

 

 

 

 

 

Síguenos en:

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies