“Lo más profundo es la piel”, exposición sobre el tatuaje en Lisboa

El Museo de Diseño y  Moda de Lisboa muestra los tatuajes del Instituto de Medicina Legal

“O mais profundo é a pele” (Lo más profundo es la piel), es una peculiar e interesante exposición sobre  la  colección de piel humana tatuada, fechada entre 1910 y 1940 y tutelada por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) de Lisboa. La muestra pretende abordar desde un punto de vista artístico y sociológico,  los tatuajes de la Lisboa de inicios del siglo XIX.

Con curaduría de Catarina Pombo Nabais, coordinadora del SAP LAB (Laboratorio de ciencia, arte y filosofía) del Centro de Filosofía de las Ciencias de la Universidad de Lisboa (CFCUL), y  del doctor Carlos Branco del IMLCF, “O mais profundo é a pele” está compuesta de amplio material fotográfico sobre los archivos conservados de diseños de tatuajes de la época, pero lo que más llama la atención de la exposición, son las 6 decenas de frascos que contienen piel auténtica tatuada que se muestran en las vitrinas del museo. 

O mais profundo é a pele, exposición MUDE

Foto Diana Quintela/ Global Imagens

el tatuaje en la lisboa del xix

Existía una teoría científica en el siglo XIX que decía que los individuos que se tatuaban tenían una predisposición natural para cometer crímenes y según el médico Carlos Branco (que está realizando un doctorado sobre el tema), esta es la razón por la que comenzó a guardarse una colección de piel tatuada junto a sus dibujos y diseños, en la delegación sur del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencia Forense de Lisboa.

El tatuaje estaba muy asociado al universo de la marginalidad y del crimen de los barrios relacionados también con el Fado. Según Bárbara Coutinho, directora del museo, es uno de los objetivos de ‘O mais profundo é a pele’, mostrar cómo los tatuajes  de esa época están relacionados con ese lado bohemio y nocturno de la calle y de las casas de fado.

O mais profundo é a pele, exposición MUDE

Foto Diana Quintela/ Global Imagens

Normalmente, los hombres que se tatuaban ejercían profesiones poco cualificadas como zapateros, carreteros o similar, por su parte, las mujeres tatuadas,   casi siempre eran las meretrices. Había una relación muy grande entre tatuaje y  prostitución, según Catarina Pombo Nabais, y a menudo ellas se tatuaban el nombre del hombre que  “vivía de ellas”.

Para Carlos Branco, aunque esta colección de tatuajes no es la única que hay en el mundo, la particularidad que tiene  y que la vuelve única desde el punto de vista museológico, es que es una colección documentada.

¿Cuándo y dónde ver “O mais profundo é a pele”?

La exposición comienza el 30 de marzo y se puede visitar en el Palacio  Pombal (Rua de O Século 79) El edificio situado en la Rua Augusta que normalmente alberga el museo, está cerrado al público debido a las obras

Please follow and like us:

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR