Expresiones portuguesas graciosas y sus orígenes

La lengua portuguesa es muy rica. También en expresiones, cuyo sentido literal es gracioso aunque describan bien una situación concreta. Muchas de ellas son bastante antiguas y con referencia a hechos históricos. De entre la multitud de expresiones portuguesas típicas, destacamos estas: 

Ficar a ver navíos”: la traducción literal es “Quedarse viendo navíos”. Significa ser engañado o ver sus expectativas frustradas y quedar desilusionado. La expresión tiene origen en el tiempo de los descubrimientos, en el que varios ciudadanos de Lisboa solían ir a ver los barcos entrando en el Tajo desde el Alto de Santa Catarina. Para algunos autores eran armadores esperando las caravelas que venían de ultramar, a que trajeran tesoros; para otros, serían los populares que creían en el retorno de D. Sebastião, rey de Portugal, desaparecido en África, en  la batalla de Alcácer-Quibir, em 1578, y que esperaban en vano el regreso del monarca.

Alto de Santa Catarina, Lisboa

Do tempo da Maria Cachucha” – “Del tiempo de María Cachucha“. Significa muy antiguo y se refiere a un baile español que estaba muy en boga también en Portugal en el siglo XIX. Otra forma de referirnos a algo muy antiguo es “Do tempo da Sé de Braga” (“del tiempo de la Catedral de Braga”), ya que Braga es la más antigua archidiócesis de Portugal (siglo IV).

“Como as obras de Santa Engrácia”“Como las obras de Santa Engracia”, significa algo que está tardando mucho o incluso eternizándose. Se refiere a la historia de la construcción de la iglesia de Santa Engracia, el llamado “Panteão Nacional” cerca del Campo de Santa Clara en Lisboa. La infanta D. María, hija del rey D. Manuel I, mandó construir este templo en 1568. La construcción estuvo plagada de contratiempos y tardó casi 400 años en ser terminada. De hecho, la iglesia fue terminada e inaugurada por Salazar como el Panteón Nacional en 1966.

Panteão Nacional – Parroquia de Santa Engracia – Lisboa

Cuspir Fininho” – “Escupir finito”. Es una expresión muy lisboeta. José Cardoso Pires la explica en su “Lisboa – Diario de Abordo” como el lenguaje desafiante y astuto de personajes típicos lisboetas.

Rés-vés Campo de Ourique” – significa quedarse muy cerca de lograr o alcanzar algo. Tiene origen en el hecho que el terremoto de 1755 destrozó casi toda Lisboa, pero el barrio de Campo de Ourique quedó intacto y se salvó por poco.

El Barrio lisboeta de Campo de Ourique. Via Sol.

“Não joga com o baralho todo”, la traducción literal es: “No juega con la baraja entera”  Está loco/a  (Similar a “Le falta un tornillo” que en portugués es “Falta-lhe um parafuso”).

“Que Massada!” – (o también “Que maçada!”), significa un contratiempo o tragedia. Su origen es la historia de la tragedia de Massada, en el Mar Muerto, donde el pueblo judío permaneció años resistiendo al asedio de los romanos y terminó en un suicidio colectivo.

Massada (Israel). Via Travelinnate

“Tirar o cavalinho da chuva”, cuya traducción literal es “Quitar el caballito de la lluvia”- significa desistir de algo, que no va a pasar, que quitemos ilusiones. El origen era que en siglos pasados la gente prendía su caballos afuera de una casa y si la visita iba para largo el anfitrión sugería que quitarán el caballo de afuera, de la lluvia.

Tirar o cavalinho da chuva (via Na Ponta da Madeixa)

Pentear Macacos“: “Peinar monos”. Significa que queremos que alguien deje de importunarnos. Parecida a la expresión “Vete a freír espárragos“. Otra expresión con significado similar es “Ir chatear Camões”.

Ter muita lata, “Tener mucha lata” – sería como en castellano “tener mucha cara” o “tener morro”, como atrevimiento o ausencia de vergüenza.

Ter muita lata. Via vortexmag.

“Isto não é a casa da Joana”, cuya traducción “Esto no es la casa de Juana”. Significa que hay que respetar ciertos límites con una persona. Joana fue una condesa de Provenza y reina de Nápoles del siglo XIV que fue expulsada de la Iglesia por llevar una vida disoluta. Se dice que vivió en un burdel de Aviñón.

Ter a pulga atrás da orelha, cuya traducción literal es “Tener la pulga detrás de la oreja”. Significa ser desconfiado, o estar preocupado.

Via Vortexmag.

 

Hay muchas más. A ti, ¿qué expresiones portuguesas te hacen gracia?

Síguenos en:

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies