Bacalao con nata, una de las recetas más famosas de Portugal

Origen de la receta de Bacalao con nata

El bacalao con nata es sólo una de las muchas maneras que existen en Portugal de cocinar este pescado tan popular en el país vecino pero pocos conocen cómo llegó a alcanzar tal popularidad. Los pioneros en el descubrimiento del bacalao fueron los vikingos. La falta de sal en la época hacía que se limitaran a secar este pez al aire libre, hasta endurecer, para luego ser consumido en los largos viajes que hacían.

Los primeros informes que se correlacionan la actividad de la pesca y la salazón en territorio portugués fecha de nuevo a mediados del siglo XIV. Sin embargo, fue durante la era de los descubrimientos, ya en el siglo XV, los portugueses motivados por la necesidad de encontrar productos que se resisten a las largas travesías marítimas, encontraron un pez perfecto en los mares del norte del Atlántico.  Se dice que en Portugal hay 365 maneras diferentes de cocinar el bacalao, una para cada día del año. Aquí les enseñamos a preparar una de las recetas más famosas: Bacalao con nata. 

Ingredientes

  • 700 gr de bacalao desalado
  • 1 kg de patatas
  • 1 dl de aceite de oliva
  • 2 cebollas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • 40 gr de harina
  • 40 gr de mantequilla
  • 2.50 dl de leche
  • 2.50 dl de nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Zumo de limón
  • Cucharada de queso o pan rallado

Preparación

  1. Cocer el bacalao durante tres minutos en 0,5 l de agua. Retirar la piel y las espinas y separar en trozos pequeños. Reservar el agua.
  2. Pelar las patatas, lavarlas, cortarlas en pequeños cubos y freírlas en aceite caliente, sin dejar que se doren. Después de fritas, escurrir bien y colocarlas sobre papel absorbente para quitarles el exceso de grasa. Sazonar con sal.
  3. Cortar las cebollas en medias lunas finas y rehogarlas en aceite, junto con ajo picado, hasta que queden translúcidas. Añadir los trozos de bacalao, dejar rehogar un poco más, y mezclar después las patatas y envolverlas en el preparado.
  4. Preparar una salsa de bechamel: derretir la mantequilla en un tazón, añadir la harina y revolver bien; añadir, poco a poco, 1 dl de agua de la cocción del bacalao, revolviendo siempre; añadir después la leche y la nata y revolver hasta burbujear; y, finalmente, retirar del fuego y condimentar con sal, pimienta, nuez moscada y zumo de limón.
  5. Mezclar 2/3 de bechamel en el preparado de bacalao y patatas, y disponer la mezcla en un tablero, previamente untado con mantequilla. Cubrir la superficie con el resto de la salsa, espolvorear con queso o pan rallado y llevar al horno hasta que se dore bien.
Síguenos en:

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies